La situación económica y financiera en España, desde el estallido de la crisis en el año 2008, ha provocado el estancamiento y deterioro de los principales vectores de crecimiento

 

Aspectos que deben potenciarse en este país, respecto a las oportunidades que se dan en el entorno actualmente.

Político. Eliminar trabas y simplificar decididamente la contratación, aumentar la flexibilización y reducir costes laborales. El equilibrio de las cuentas públicas debe continuar siendo una prioridad para todas las Administraciones con el fin de ir restableciendo la confianza de los mercados exteriores en la economía española.  La legislación laboral que ya ha registrado amplias reformas, debe de ser objeto de nuevas revisiones para garantizar que la reciente Reforma Laboral despliegue correctamente con la finalidad pretendida, todos sus efectos.

Política, Industriales. Durante la época de expansión económica, las infraestructuras españolas experimentaron una extraordinaria mejora. Es necesario que los planes de infraestructuras tengan como principal objetivo la promoción de la competitividad de los productos españoles.

Industriales. Posibilidad de contactos comerciales en un mundo de habla hispana creciente y en un mundo árabe tendente a la democratización y a la aparición de nuevas clases medias. Las empresas españolas están demostrando que son capaces de producir productos que conquistan mercados en el exterior. A lo largo de la crisis, las exportaciones españolas se han comportado de forma satisfactoria. Ahora bien, la mayoritaria dependencia del mercado europeo, aunque ha mejorado en los últimos años, sigue siendo excesiva.

 

Aspectos en los que tendría que reaccionar, por verse amenazadas por el entorno actual.

Innovación. Las PYMES españolas están poco internacionalizadas y la penetración de la tecnología en ellas es escasa en comparación con otros países. En todas las medidas estructurales que se apliquen en España debe tenerse en cuenta la necesidad de crear un entorno que promueva el aumento del tamaño de las PYMES españolas, factor determinante de una mayor productividad, internacionalización e innovación.

Política, industriales. Ausencia de un tejido industrial exportador y competitivo en el comercio mundial. Es necesario que los bienes y servicios producidos en España sean competitivos en los mercados internacionales reduciendo los costes. La reducción de costes puede lograrse mediante una mayor liberalización de la economía española en su conjunto (básicamente provocando una reducción de los precios en los servicios intervenidos) y, en particular, mediante una mayor flexibilidad del mercado laboral.

Sociales. Cultura centrada en las relaciones, las posiciones y las influencias, antes que en la innovación y el trabajo.

Políticas, Tecnológicos. La racionalización de la Administración Pública apostando por la centralización o definitiva descentralización de competencias cuando ello sea más eficiente a través de la implantación de una Administración electrónica con soluciones y plataformas digitales compartida.

Política, Innovación. El marco legal español debe ser más atractivo para la inversión extranjera en I+D+i, mediante una mayor protección de la Propiedad Intelectual e industria

Aspectos en los que el país es débil, pero para las que el entorno presenta oportunidades por lo que sería necesario adaptarse.

Políticas Industriales. Las características geográficas y climáticas de España hacen que el agua sea un bien escaso en muchas zonas del país. Esta situación se agrava por los aumentos estacionales de la población en la costa lo que, en ocasiones, produce inconvenientes a los turistas. También en materia hídrica, España tiene que seguir haciendo un esfuerzo para continuar siendo líder en la gestión de recursos hídricos, como ya lo es en materia de aprovechamiento y en producción de agua potable.

Político, social. Es necesario introducir la utilización de las TICs en el sistema educativo mediante objetivos y programas de formación para profesores que permitan la incorporación efectiva de la tecnología al desarrollo de los ciclos educativos. También es necesario fomentar técnicas de gestión avanzadas como la sanidad digital.

 

Aspectos que son debilidades y en los que el entorno representa una amenaza, y para los que deberían buscarse paliativos para amortiguar su impacto.

Política, industria, innovación. En el sector energético debe satisfacer el suministro y reducción de la dependencia exterior. Es necesario un gran pacto de Estado en materia de política energética para mejorar la planificación a medio plazo. La interconexión con Europa ha de ser objetivo prioritario de nuestra política exterior, de forma que la reducción del efecto de “isla energética” de la Península Ibérica contribuya a reducir el coste energético. Es necesario seguir potenciando un mayor grado de liberalización y competencia en los mercados energético. Es necesario el impulso de tecnologías como las redes inteligentes de electricidad y el impulso del vehículo eléctrico y el aprovechamiento eficiente de las energías renovables.